lunes, 19 de febrero de 2018

SOLOMILLO ESTILO KENTUCKY (KFC).

Por todos es conocido el pollo crujiente, de esa cadena de restaurantes (de comida rápida) tan extendida.Receta muy americana, que triunfa, como todo lo americano...
Y yo me pregunto...¿Funcionaría poner una cadena de restaurantes, donde la especialidad sea el pollo frito o el pollo al ajillo, como se prepara aquí en España?.
-Es triste, pero no funcionaría.
La receta de ese pollo tan crujiente, es secreta, hay muchas versiones e infinidad de recetas de como hacerlo, pero yo he probado un par de ellas y esta es la mas adecuada al menos para mi, he de decir, que el truco de esta masa, es que lleva muchas especias, cada una de ellas puede ser sustituidas por otras que nos gusten.Yo, como apasionado de las especias, le pongo una cucharada de cada una de las que a continuación vereis.
Teniendo en cuenta de que el pollo no me gusta, probé esta receta con pescado (panga, palometa) de esos que no tienen espinas y quedó muy bueno, pero la receta original es con carne, eso si, lo hago con solomillo que sin saber como iba a quedar, probé y quedó perfecto, tanto en textura crujiente del rebozado, como el punto de la carne que no queda en absoluto dura.
Para ello, empleamos estos INGREDIENTES:

-1 Solomillo de cerdo blanco (el ibérico tiene mas grasa y para esta receta, no va bien).
-Harina de trigo.
-Harina de maiz.
-2 huevos.
-Agua fría e incluso un cubito de hielo.
-ESPECIAS AL GUSTO (Pimentón, cúrcuma, garam massala, ras el hanout verde y amarillo, tandoori, orégano, curry, cilantro...).
-Sal.
-Aceite de oliva (para freir).


Con todos los ingredientes, lo primero que empezaremos a hacer, será la masa, para ello añadimos las dos harinas, las especias y removemos, a continuación añadimos los huevos, un cubito de hielo y el agua poco a poco.
La masa, no nos puede quedar muy líquida ni muy espesa, aunque esto va un poco al gusto, con esta textura que se aprecia en la foto, es la adecuada.Una vez que la tenemos preparada, es recomendable dejarla reposar unos 30 minutos o así, es lo primero que hacemos y en lo que cortamos el solomillo, ya tenemos el reposo suficiente.




Y cortamos el solomillo.Primero lo abrimos "en libro", luego cortamos unas tiras o trozos.Haciendo esto, seguiremos la textura del solomillo con el corte, algo que no todo el mundo sabe y es una de las cosas importantes, el corte, para que a la hora de comer una carne esté tierna y al solomillo le va muy bien.
Una vez que tenemos los trozos cortados, le damos unos ligeros golpes con la parte ancha del cuchillo, no hace sacar el martillo de la cocina.
Lo sazonamos un poco, porque la sal ya se la he puesto junto a las especies.



Y empezamos a rebozar los trozos de solomillo, para freir.
-1º: Pasamos por harina.
-2º. Pasamos por la masa.
-3º: Volvemos a pasar por harina.
Y freimos.





Y con la sartén, que ya tenemos el aceite a temperatura media/alta freimos.El aceite no puede estar frío, ni tampoco muy caliente porque la masa se quemará y el solomillo se quedará crudo, por eso, aquí es coger el punto, puede que la parte mas complicada, el toque perfecto de la fritura.


Freimos en pequeñas tandas, así evitaremos que el aceite se venga abajo de temperatura y que se nos peguen unos trozos con otros.
Si la temperatura es adecuada, cuando echemos los trozos, veremos que irá cogiendo el color ese dorado y el crujiente deseado se va rizando, eso significa que la masa está perfecta y el punto del aceite también.
Una vez que ya lo tenemos frito, reservamos con papel de cocina.



Como se puede ver, queda muy crujiente y nada grasiento.Acompañamos, con unas salsas al gusto y he de decir, que es irresistible, como empieces a comer un trozo, no podrás parar...


ESPERO QUE OS GUSTE, SALUDOS.

martes, 13 de febrero de 2018

DORADA A LA CERVEZA.

El pescado al horno, es un clásico de nuestras cocinas.No hay una casa donde no se haga de vez en cuando, porque es una forma sencilla de preparar el pescado y muy sana.Además, esta receta es de aprovechamiento, donde vamos a preparar una exquisita dorada muy sabrosa y sana al horno.

INGREDIENTES:


-Doradas (a ser posible grandes).
-Ajos (Una cabeza).
-Cebolla.
-Patatas.
-Pimiento rojo.
-Soja verde (o judías verdes, guisantes...).
-Cerveza.
-Aceite de oliva.
-Salsa de soja (que sustituirá a la sal).
-Pimentón de La Vera (Dulce).
-Tomate frito.


Lo primero que vamos hacer es poner el horno a calentar a 160º, porque el pescado lo vamos a hacer a baja temperatura, para que las verduras se pochen bien y el pescado se haga perfecto, lo primero porque es de un tamaño considerable, pesando cada dorada casi 500 gr.La temperatura puede variar dependiendo del tamaño del pescado, yo lo hago a esta temperatura para que se haga bien por dentro y no quede muy seco, no obstante como lo vamos a ir regando con la cerveza y la salsa que va creando de las verduras, nos quedará muy jugoso.
Y una vez cortadas las patatas que le vamos a poner como base a la bandeja en la que haremos el pescado, confitamos unas patatas cortadas en láminas gruesas y unos cortes superficiales, para luego ponerlas en el horno y no nos queden crudas.
Para ello, con aceite de oliva a temperatura mínima cubrimos las patatas, transcurridos unos minutos, subimos la temperatura del aceite para que sin llegar a freirse se doren.




Mientras vamos colocando las verduras en la bandeja del horno donde vamos a preparar el pescado.Poniendo en el fondo las rodajas de cebolla muy finas (para que en el horneado se hagan), le ponemos un buen chorro de salsa de soja, que sustituirá a la sal, la que como veis no le ponemos en ningún momento, ya que la soja le aporte ese punto salado.
Ponemos también unas rodajas de pimiento rojo, una cabeza de ajos partida a la mitad y las vainas de soja enteras.





Cuando ya tenemos las patatas en el punto adecuado para que en el horno se acaben de hacer, retiramos y ponemos en la bandeja junto al resto de ingredientes...


A continuación el pescado, limpio de escamas por supuesto.


Antes de meter al horno, le agregamos un buen chorro de cerveza.Esta se la iremos poniendo a demanda, es decir...según nos lo vaya pidiendo el pescado según se vaya horneando.No consiste en empaparlo de cerveza, si no, ir echándola poco a poco para que el pescado siempre tenga ese medio húmedo que le aporte jugosidad.


Y ponemos el pescado al horno, le ponemos un poco de cerveza por encima y un para de cucharadas de tomate por las verduras, que se irá repartiendo por toda la bandeja.




A medida que se está horneando, con cuidado comprobamos y en el vaso del tomate ponemos otra pizca de pimentón y otro chorro de cerveza para aprovechar el tomate que había en el vaso y regamos el pescado.


Y sin mas, ya tenemos nuestro pescado en el punto perfecto.Bien hecho, con las verduras en su punto y un pescado jugoso por dentro, muy sano y poco calórico.Donde la cerveza evidentemente, con la temperatura de la cocción del horno, se ha evaporado.


Y una vez que tenemos nuestro pescado, emplatamos y listo para comer.Receta sencilla, en la que he aprovechado estos pocos de ingredientes de mi nevera casi vacía y obteniendo este resultado.


ESPERO QUE OS GUSTE, SALUDOS.

viernes, 9 de febrero de 2018

CARRILLERAS EN SALSA.

Hoy vamos a preparar una de esas recetas, de las que me gusta presumir...Sobre todo, porque es de esas que con menos, se hace mas, lo que siempre digo.
Con unos ingredientes tan básicos y sencillos, nos van a salir unas carrilleras (o carrilladas como dicen nuestros amigos andaluces) exquisitas, con su punto justo de salsa, con su textura perfecta, ni duras ni que se deshagan al cocinarlas.
Esta receta gusta a pequeños y a mayores, es una forma muy buena para que los peques coman carne, además, las propiedades tan beneficiosas que tienen las carrilleras son muchas, por su textura gelatinosa, ricas en proteínas y colágeno.
Esta es una de las recetas favoritas de mi peque, así que como tal, vemos ingredientes y nos ponemos manos a la obra.Ah, he de decir, que en este caso he querido probar a hacerlas con la thermomix, pero de igual forma se pueden hacer en una olla a fuego normal como toda la vida se han hecho.

INGREDIENTES:




-Carrilleras 800 Gr (Dos o tres por cabeza).
-Aceite de oliva 50 Gr.
-Agua 400 Ml (Si se desea o se dispone de él, se puede poner caldo de carne o verduras).
-Vino blanco 130 Ml (En este caso le pongo Manzanilla de Sanlúcar, le da un sabor especial).
-Vinagre 10 Ml.
-1 Zanahoria.
-1 Cebolla.
-1 hoja de laurel.
-2 dientes de ajo.
-Pimienta al gusto.

Empezamos poniendo en el vaso la cebolla troceada, los dos dientes de ajo y la zanahoria, no importa el corte, la máquina se encarga de triturar.
Ponemos  (4 segundos/velocidad 5).




Siguiente paso, añadimos el aceite de oliva para que sofría, una vez que las verduras, como se puede apreciar, han quedado perfectamente trituradas.
Para ello, ponemos: (10 minutos/ 120º/ velocidad 1).



Transcurrido este tiempo, a continuación una vez que tenemos el sofrito que nos ha quedado así de bien, al que ya le he puesto previamente la sal (se puede ir corrigiendo), vamos añadiendo todos los ingredientes restantes en este orden, con las cantidades adecuadas.He de decir, que aunque parezca mucha cantidad de carrilleras, hay que tener en cuenta que luego su tamaño va a reducir mucho, por eso, no hay que escatimar al poner carrilleras, además...Si sobran, al día siguiente están mejor.








Con todos los ingredientes ya preparados para cocinarlos, ponemos:  (30 minutos/ Varoma/ giro a la izquierda/ velocidad cuchara).




Durante estos treinta minutos, aprovechamos para freir las patatas que acompañan perfectamente a este plato.
En este caso yo las patatas las hago así...Las  "chasco", es decir, que en vez de cortar con el cuchillo, meto la punto y voy cortando trozos del tamaño que se desee.Esto nos hará que al confitarlas previamente, el almidón lo va a soltar de tal manera que luego al darle un golpe fuerte al freir, nos quedará con una costra crujiente por fuera y jugosas por dentro, ideales para acompañar los platos con salsas.
Es decir, que a fuego muy bajo, pongo las patatas con aceite de oliva, le pongo un par de dientes de ajos enteros, y las dejamos un buen rato que confiten a fuego lento.Luego apartamos, subimos el aceite y freimos, nos quedarán unas patatas de las mejores que hayamos probado.






Transcurridos los 30 minutos que habíamos programado con todos los ingredientes, comprobamos, probamos de sal, así como de textura y vemos que no están, que les faltan un poco, momento que aprovecho también para poner otra pizca de sal.
A continuación, ponemos: (recipiente varoma en su posición/ 30 minutos/ varoma/ giro a la izquierda/ velocidad cuchara) y dejamos reposar antes de abrir unos minutos.


Ahora ya si tenemos nuestras carrilleras en el punto deseado, las sacamos a un recipiente, y emplatamos.
No tiene mas esta receta, a la cual acompañamos de unas patatas fritas y tenemos nuestro plato.



Y así nos han quedado, jugosas, tiernas, una salsa muy fina y agradable donde la verdura ha quedado perfectamente integrada en la salsa y las carrilleras perfectas.


ESPERO QUE OS GUSTE, SALUDOS.